#FindFolicAcid No Encontró Mucho Ácido Fólico

20 February 2019

Por Scott J. Montgomery
Director de FFI

En preparación para el Día Mundial de los Defectos Congénitos el 3 de marzo, celebramos los 50,270 defectos congénitos en el cerebro o la columna vertebral, que se previnieron en un año  pasado la harina estaba fortificada con ácido fólico. Como ciudadano estadounidense, estoy orgulloso de que mi país sea parte de este logro global, pero investigaciones recientes apuntan a la necesidad de mejorar.

Agregar ácido fólico a los alimentos previene alrededor de 1,300 defectos de nacimiento en el cerebro y la columna vertebral en los EEUU cada año. Sin embargo, las regulaciones federales para esto no se aplican a la harina de masa de maíz utilizada para hacer tortillas para tacos, tamales y pupusas preferidas entre las personas de descendencia mexicana y centroamericana. La falta de ácido fólico en este tipo de harina de maíz probablemente explica porque los hispanos en los EEUU tienen mayores probabilidades de tener un bebé con un defecto congénito en el cerebro o la columna vertebral:  21% más que los no hispanos residentes en el país.

Pensamos que este problema se resolvió en abril de 2016 cuando la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) permitió que se agregara ácido fólico a la harina de masa de maíz. Sin embargo, investigaciones recientes han apuntado a que este es otro ejemplo donde la fortificación voluntaria no conduce a una cobertura nacional.

Investigadores de la Universidad de Emory querían ver si la harina de masa de maíz y los productos hechos con harina de masa de maíz incluían ácido fólico. Compraron productos en tiendas cercanas a Atlanta, Georgia, EEUU, y encontraron que dos de 20 productos de harina de masa de maíz y ninguna tortilla de maíz incluía ácido fólico. Su trabajo fue publicado en octubre de 2018 en la Revista de la Asociación Médica Americana.

Para ver si esta tendencia se encuentra en todo el país, lideramos una campaña de medios sociales denominada #FindFolicAcid en enero de 2019. Consumidores en 27 estados desde Hawaii hasta Vermont contribuyeron con fotos de 43 productos únicos. Las fotos muestran el ácido fólico en tres productos de harina de masa de maíz y ningunatortilla de maíz hecha con harina de masa de maíz fortificada (consulte la tabla).

Los investigadores de Emory analizaron los productos de Atlanta en un laboratorio comercial y encontraron que el contenido de ácido fólico coincidía con lo que estaba en la etiqueta, es decir, que no tenían ácido fólico en la mayoría de los casos. Por eso, asumimos que las etiquetas que aparecen en #FindFolicAcid reflejan con precisión el contenido nutricional de los productos.

Gruma Corporation es el mayor productor de harina de masa de maíz en los Estados Unidos. Indica que su marca Maseca de harina de masa de maíz blanco instantánea que se vende en bolsas de 4.4 libras es su producto de harina de masa de maíz más vendido. Ese producto incluía ácido fólico tanto en la investigación de Emory como en las fotos de #FindFolicAcid.

Sin embargo, la harina de masa de maíz blanco instantánea de Maseca en paquetes de otros tamaños no está fortificada. La harina de masa de maíz amarillo Maseca y otra marca de Maseca utilizada para tamales no está fortificada. Además, Gruma Corporation produce las marcas de tortillas Mission y Guerrero. Ninguna de estas marcas de tortilla se hace con harina de masa de maíz fortificada, según las fotos de #FindFolicAcid.

Como alguien que trabajó 30 años en la industria de granos, entiendo por qué los molineros no están agregando voluntariamente este nutriente esencial a la harina de masa de maíz. Simplemente están cumpliendo con las solicitudes de sus clientes, y los productores de alimentos no están pidiendo harina de masa de maíz fortificada.

Nuestro siguiente paso es atraer a las principales tiendas minoristas y fabricantes de alimentos hechos con harina de masa de maíz para especificar que los productos que compran o producen están enriquecidos con ácido fólico. Este es un gasto minúsculo con enormes beneficios. Si tiene éxito, esta apelación podría hacer que la harina de masa de maíz fortificada y las tortillas de maíz fortificadas sean tan comunes en los Estados Unidos como la harina de trigo enriquecida. Esto a su vez probablemente disminuirá la prevalencia de defectos de nacimiento para todas las mujeres que disfrutan de las tortillas de maíz, tamales y pupusas.

Nota: Los 400 microgramos recomendados de ácido fólico (vitamina B9) todos los días antes de la concepción y dentro de los 28 días posteriores a la concepción previenen la mayoría de los defectos de nacimiento del cerebro y la columna vertebral, como la anencefalia y la espina bífida. Estos también son llamados defectos del tubo neural. Es muy difícil obtener la cantidad recomendada de ácido fólico solamente de alimentos no fortificados.